Un motivo para soñar


El Arsenal disputó ayer un horrible partido frente al Newcastle, un encuentro anodino, soso, banal, que desembocó en 0-0 por la incapacidad de ambos de crear peligro. En ocasiones ni intentaron crearlo. Es tan solo el primer partido de una larga temporada pero, también por lo visto en pretemporada, al equipo de Arsene Wenger le faltan piezas claves en su esquema, entre ellas un jugador que dé a la hinchada un motivo para soñar, una excusa para ilusionarse, un jugador que valga la entrada al estadio, que te sorprenda. Un Cesc, un Nasri por ejemplo. Pero si esos dos se van, ¿quién tiene esa capacidad? Más

Anuncios

Juan Gómez “Juanito” – Cómo se forjó su leyenda


Juan Gómez “Juanito” fue un futbolista excelso, impulsivo y con una forma de entender la vida que no dejó a nadie indiferente. Todos y cada uno de los equipos por los que pasó marcaron su carrera, desde el Fuengirola, el pueblo que lo vio nacer, hasta el Málaga, donde acabó su carrera. También vistió las elásticas del Atlético de Madrid (aunque no llegó a debutar con el primer equipo), Burgos y Real Madrid, conjuntos en los que jugó más de 400 partidos y anotó 124 goles entre Primera y Segunda División; sus mejores años de fútbol los pasó en el conjunto blanco, donde su recuerdo sigue vigente con los cánticos en el minuto 7 (“illa, illa, illa, Juanito maravilla”). Su calidad y su entrega constante lo elevaron al nivel de unos pocos elegidos; su mala cabeza y su temperamento lo perseguían y eran los motivos de crítica de sus detractores. A través de estas líneas recordaremos a uno de los jugadores más carismáticos y polémicos que el futbol ha dado. Más

Crónica de una muerte anunciada


Todo comenzó el 27 de febrero, en Wembley

Una jugada desafortunada entre Koscielny y Szczesny entregaba el balón en bandeja a Martins para que anotase el 2-1. Era el minuto 89 de la final de la Carling Cup frente al Birmingham. 6 años después de su último título los gunners podían saborear la gloria de la victoria; era un título menor, pero era un título al fin y al cabo. A pesar de la oportunidad perdida, aspiraban a conseguir otros 3: seguían vivos en F.A. Cup, tenían opciones en el partido de vuelta frente al F.C. Barcelona (llevaban un 2-1 en la ida) y se encontraban segundos en Premier League, a 4 puntos del líder (Manchester United) con un partido menos. Desde entonces, he aquí los resultados: Más

Trescientas veces gracias, capitán


300 partidos como profesional al más alto nivel están al alcance de muy pocos. Y si además el jugador en cuestión cuenta con 23 primaveras, podemos hablar de uno de esos casos de jóvenes superdotados para la práctica del fútbol. Su descubridor, ese espigado alsaciano con pinta de profesor, lo venía siguiendo desde hacía años y fue en el Mundial sub-17 de Finlandia, en verano de 2003, cuando decidió apostar por él. Francesc Fábregas tenía 16 años y había sido nombrado Golden Shoe y Golden Ball (máximo goleador y mejor jugador del torneo); aún no tenía contrato profesional con el Barça y aceptó embarcarse en una aventura británica en uno de los mejores clubs de ese momento: el Arsenal de 2004 acabó la temporada campeón sin conocer la derrota, “los invencibles”, con un equipo que presentaba entre sus titulares a Vieira, Henry, Bergkamp, Ljungberg o Pires entre otros. Tuvo su momento de gloria ese mismo año: debutó en la Carling Cup con los gunners (disputó 3 partidos) y consiguió anotar un gol frente al Wolves, lo que le convirtió en el jugador más joven en marcar en la historia de la entidad. Casi 120 años de historia de club y un imberbe de 16 años ya formaba parte del presente y futuro de la entidad. Más

Gracias Fenómeno


El gol es, habitualmente, la firma perfecta para una jugada de equipo. En la mayoría de los casos, el encargado de dejar su huella en esta combinación es el delantero centro del equipo, el hombre más adelantado, aquel que ha forjado su romance con las redes durante años. Se les denomina “killers” aunque nunca hayan asesinado a nadie, se crean metáforas con expresiones agresivas (matador, instinto asesino) que no hacen honor a la verdad.

Ronaldo, uno de los mejores delanteros que el futbol ha dado, se retira. No aguanta más, según sus declaraciones. El Fenómeno ha elegido para anunciarlo el 14 de febrero, “Día de los Enamorados”. No es casualidad la fecha, él mantuvo durante años un romance con el gol.

Aquí una de sus actuaciones más destacadas (tuvo muchísimas). Una de las cosas más bonitas que te pueden suceder si eres futbolista es salir ovacionado del “Teatro de los Sueños”:

Gracias por todo Ronnie.


Información extraída de Segundo Anfiteatro

“Making friends. Not millionaires” La historia del FC United of Manchester


Hubo que esperar hasta el día 13 de mayo de aquel 2005 para confirmar la noticia. Viernes 13. Malcolm Glazer, multimillonario neoyorquino anunció que su porcentaje de acciones en el Manchester United había ascendido hasta más del 71%. Una vez llegase al 75%, el magnate tendría el control total sobre los Red Devils, y podría sacar al club de Bolsa y transferir su deuda personal a su nueva empresa (como más tarde ocurriría). Una buena parte de los aficionados no encajaron bien la noticia; no parece justo que pueda llegar un yankee a tu ciudad y hacerse con el control de uno de los equipos más poderosos del globo simplemente a cambio de dinero, cuando ellos (los aficionados) solo obedecen al corazón y al sentimiento. El dueño de un equipo de Fútbol Americano, el Tampa Bay Buccaneers, había decidido comprar una nueva empresa, un equipo de soccer para la mayoría de sus asesores. Que el hombre que tiene a tu equipo en propiedad utilice la palabra soccer, en el país donde el fútbol y el rugby se separaron para crear dos deportes majestuosos, es para molestarse.

Ese mismo año, el 5 de julio, un grupo de aficionados del Manchester United, hartos de protestar contra Glazer y denunciar escándalos relacionados con la adquisición del club, decidieron crear el F.C. United of Manchester, un nuevo equipo semi-profesional (por el momento) que comenzaría en la división más baja del fútbol inglés y cuya meta sería demostrar al mundo que no todos los clubs son negocio. Según Alison Watt, miembro del Consejo del F.C. United “el fútbol moderno, en su máximo nivel, se ha alejado de los fans ordinarios… Por eso queríamos recobrar la pureza del fútbol”. Para asegurarse de que no habrá otro “Glazer” en este modesto equipo, los estatutos recogen que nunca podrá ser vendido o poseído por un solo individuo y su activo siempre deberá ser usado en beneficio del club y la comunidad.

La prensa se hizo eco de la creación del nuevo equipo y las pruebas para pertenecer a la primera plantilla fueron un éxito, casi 1000 jóvenes se presentaron. A pesar de que empezaría en la Liga de los Condados del Noroeste de Inglaterra, equivalente a la décima división, el cariño que los Red Rebels estaban recibiendo por parte de la ciudad hacía pensar en gestas increíbles. Tres ascensos más tarde, el club se encuentra en séptima división (Evo-Stik). Pagan una cuota por jugar en el estadio del Bury (Gigg Lane) puesto que, a pesar de que el F.C United es uno de los equipos con más afluencia de público de las categorías semi-profesionales, no tiene campo propio. Ya tienen el permiso para construir un estadio para 5.000 espectadores en Newton Heath, la zona donde sutrgió el Manchester en 1878.

El lema que reza su página web (“Making friends. Not millionaires“) es toda una declaración de intenciones. Quieren hacer amigos jugando al fútbol, volver a sus orígenes de juego antes que competición y deporte antes que negocio. Aunque sueñen con alcanzar la gloria, consideran más importante el camino a recorrer que la llegada a la meta.

Aquí dejo una de sus actuaciones más memorables; fue en F.A. Cup frente al Rochdale FC, equipo de la League One (cuatro categorías por encima) al que vencieron gracias a un gol en el tiempo extra:

Artículo publicado en Segundo Anfiteatro.

The Kid abandona The Kop


Fernando Torres, hasta hoy número 9 del Liverpool, ha firmado por el Chelsea. Mientras escribo estas líneas está pasando el reconocimiento médico con el equipo de Londres. El delantero español parecía destinado a convertirse en una leyenda del Liverpool, a la altura de los más grandes.

Puede que no se haya equivocado en su cambio de club, pero estoy seguro de que se arrepentirá de haber cambiado de afición.

Anteriores Entradas antiguas